miércoles, 23 de agosto de 2017

Contaminación urbana, transporte público y cambio climático






Hoy en día las grandes ciudades cada vez contaminan más nuestra atmósfera. Son muchísimas las personas que disponen de vehículo propio y que se desplazan en él. Aunque cada vez los motores son más eficientes y emiten menos contaminantes a la atmósfera, al incrementarse el número de vehículos en circulación, aumenta lo que llamamos contaminación urbana.

El Smog



Las consecuencias de la contaminación urbana suelen ser varias y depende de las variables meteorológicas que haya en ese momento. Uno de los efectos más notables dela contaminación urbana es el “smog”. Esta palabra proviene del término anglosajón “smoke=humo” y “fog=niebla”. El proceso por el que se forma el smog es muy complejo ya que  intervienen varios tipos de reactivos y sus respectivas reacciones químicas en la atmósfera de las ciudades.

La mayoría del smog se produce por los gases de la combustión que no se queman por completo. Son los llamados gases inquemados y provienen de los automóviles.
Para que se forme esta capa de gases son necesarias varias condiciones:

  •   Debe haber un tráfico de vehículos importante que emita los contaminantes que producen smog.
  • Tiempo soleado y cálido para que la radiación produzca los iniciadores de la mayor parte de las reacciones químicas que forman el smog.
  • Debe haber relativamente pocos movimientos de masas de aire, para que los contaminantes no se diluyan ni dispersen.

Uno de los fenómenos meteorológicos que más actúa en la contaminación urbana es la inversión térmica. Se trata de una situación en la que nos encontramos con que el aire de la superficie de las ciudades está más frío que el aire en altura. El aire caliente, al ser más denso, tiende a ascender, por lo que normalmente, al incidir los rayos de sol en la superficie durante el día, el aire estará más caliente y al ascender dispersará todos los contaminantes. Sin embargo, en las situaciones de inversión térmica, cuando el aire de la superficie es más frío, se mantienen las condiciones estables en la superficie y hace que se acumulen todos los contaminantes atmosféricos.

Esto es muy importante de cara a la salud de los ciudadanos, ya que el smog es uno de los causantes de grandes patologías y enfermedades respiratorias que se dan en las regiones en las que se encuentra el smog.

También hay agravaciones a otros problemas respiratorios como el asma. Cuando existen niveles altos de smog, las personas que padecen asma tienen más posibilidades de sufrir ataques.

Uso del transporte público

Cuando sabemos los efectos negativos de la contaminación urbana tenemos que obtener soluciones para paliar este problema. Entre las soluciones más destacables que ayudan a reducir la contaminación urbana es el uso del transporte público. Uno de los grandes problemas es que los ciudadanos que van al trabajo en su vehículo propio, normalmente, van solos. Si a cada trabajador le asignamos un coche, los niveles de contaminación se disparan, por no hablar de problemas de retención y atascos.
Por lo tanto, deberíamos de hacer lo siguiente:

  • Utilizar bicicleta.
  • Coger el transporte público siempre que se pueda.
  • Coger el coche lo mínimo posible.
  •  Compartir los vehículos con otras personas.
  • Conducir de manera eficiente. Los acelerones y las frenadas afectan negativamentea tu coche, contamina y consume más combustible. Cuando cojas el coche, la paciencia es tu mejor aliado.
  •  Revisar el coche cada mes o dos meses, puede que estés perdiendo combustible.

Cambio climático



































Con el incremento de la contaminación de las ciudades y en general en todo el planeta, los efectos el cambio climático cada vez son más pronunciados. El aumento de las temperaturas medias del planeta provoca que ocurran fenómenos meteorológicos extremos con una mayor intensidad y frecuencia. Es por ello que se debe de contribuir a la reducción de los contaminantes en las ciudades empezando por minimizar el número de vehículos en circulación en las carreteras y aumentando la eficiencia energética.

Podemos decir que siguiendo los consejos y pautas establecidas anteriormente, podremos mejorar nuestra calidad de vida, reduciendo los efectos del cambio climático y sobretodo, crear una atmósfera más limpia donde podamos vivir sin ningún tipo de riesgos en la salud.

 




No hay comentarios:

Publicar un comentario